¡Hola!
Me llamo Amparo y soy madre adoptiva desde hace casi 14 años.

No sé si conoceis el libro “Hombrecitos” de Louise May Alcott. Cuando yo lo leí, con unos 12 años, decidí que tendría una familia mixta como los protagonistas del libro que criaban, junto a sus hijos biológicos a otros que tenían “adoptados” (quizá ahora sería más un acogimiento) y los formaban en  su casa-escuela de la campiña inglesa.
Muchos años después la vida me puso muy difícil ser madre biológica y, para mí, la opción de adoptar era algo natural.

Si he hecho algo en este tiempo, además de criar a mis hijos, ha sido buscar, leer, escuchar, aprender….en resumen, tomar consciencia de todo lo que implicaba la adopción.
Consciencia, tanto de todo lo que traían y necesitaban mis hijos, como de todo lo que se despertaba en mí con la maternidad: los duelos pendientes, las heridas por sanar, esa desconocida que habita en nosotras en el rol de madre y que, hasta que no te ves con 2 hijos de la noche a la mañana, no sabes como va a reaccionar.

Me ha costado mucho tomar la decisión de empezar este blog porque yo no soy “profesional” por mucho que haya leído y me haya formado por mi cuenta. Eso sí, soy una madre que comete errores como la que más, pero que quiere vivir con consciencia plena cada uno de ellos y, desde ahí, poder ayudar a mis hijos a crecer en cada etapa.

Agradezco vuestra participación a todos los que tengáis a bien colaborar con vuestros comentarios y espero que podamos, entre todos, ayudarnos a seguir caminando de manera consciente junto a nuestros hijos.

 

Pulsa aquí y lee mi PRÓLOGO (te dará una idea del sentido de este blog)