ENTENDERNOS…ESE MILAGRO

Foto de Nauka.com

Vivo en una zona rural y, en estos días de febrero, todos los años disfrutamos del espectáculo de las aves migratorias.

Esta misma mañana me he quedado fascinada un buen rato mirándolas.

Esté donde esté me avisan con sus cantos y salgo a verlos. Iban cientos en varias formaciones en forma de “V” que van cambiando, supongo, por las corrientes de aire. No entiendo nada de ornitología, solo me llama la atención como avanzan y como se comunican entre ellas. Después de pasar varias bandadas, han llegado un par de aves solas que se habían quedado rezagadas y he observado como, a lo lejos, varios cientos volaban en círculos como esperando a las demás. Y han ido llegando otras después hasta que han considerado que era el momento, y se han puesto en camino hacia el norte.

Me impresiona, me fascina, me encanta escucharlas y verlas y me asombra como son capaces de comunicarse en vuelo.
¿Te has fijado alguna vez?  Me parece como un milagro, perfección.

 

Sin embargo, nosotros los humanos parece que hemos perdido esa capacidad de comunicarnos y entendernos.
No ya solo entre los adultos, que es obvio solo con mirar alrededor y ver la cantidad de conflictos que hay por malentendidos, sino también con nuestras propias crías.

¿Cuántas veces te ha parecido que tú dices o haces algo y se interpreta mal o con un sentido totalmente distinto al que era tu intención? A mí me pasa demasiadas veces, demasiadas.

El otro día me contaba una madre que había tenido un gesto cariñoso con su hija de 20 años, y ella lo había interpretado como una invasión, como una falta de tacto por su parte, sabiendo que el tacto no es uno de sus fuertes precisamente.

A veces, yo me intereso por algo que les sucede a mis hijos, para ver como puedo ayudar, y ellos lo interpretan como que me estoy inmiscuyendo, que no los creo capaces de resolverlo ellos, que estoy siendo crítica…montones de interpretaciones que no estaban para nada en mi intención.

En comunicación no violenta se dice algo así como “entre lo que pienso, lo que quiero decir, lo que digo, lo que escuchas, lo que entiendes, lo que interpretas…”  hay muchísimas posibilidades de no llegarnos a entender ¡Y así es! ¿No te parece?

Mi comunicación, y la tuya, se compone de múltiples factores: lo que dices en sí, el tono, el timbre, la entonación, la comunicación no verbal… A veces digo algo con buena intención pero mi cara delata que estoy conteniendo una crítica, o que no me está sentando bien, o mi tono es duro, o con ironía…

Ufff ¡Cuántos factores a tener en cuenta!

Nuestros hijos, tienen un radar especial para detectar cuando algo no está en sintonía. Se han hecho maestros, en captar todo aquello que les chirría ¿No te pasa con los tuyos?

Yo sigo aprendiendo a hacerlo mejor.
Sigo poniendo consciencia en lo que digo y como lo digo y, aún así, meto la pata muchas veces.
Cuando lo noto, reparo, me disculpo, explico mi intención. No siempre me escuchan.
No importa, lo sigo intentando. Mido mis palabras, observo mi tono.
No digo que sea fácil, digo que merece la pena.

A veces, me gustaría ser una madre gansa, que se guiara solo por el instinto y se dejara llevar y no tuviera tanto juicio, tanta creencia ya aprehendida a la hora de comunicarme con ellos.
Y, en este momento, estaría volando al norte, dejándome llevar por las corrientes de aire.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

code

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

INSCRIPCIÓN CHARLA:
"LAS 3 CLAVES PARA CONECTAR CON TUS HIJOS"

GRATIS

Al inscribirte, te llegará gratis la guía para avanzar en la mayor aventura de tu vida, con unas buenas herramientas.

Te informo de que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Amparo Sánchez Alegre como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para enviarte mis publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de ActiveCampaign (proveedor de email marketing) a través de su empresa ActiveCampaign, LLC., ubicada en EEUU y acogida al EU Privacy Shield. Ver política de privacidad de ActiveCampaign. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en amparo@adopcionconsciente.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en  mi política de privacidad.

CERRAR